La cooperativa Rosa de Sarón, ubicada en Aldea Maquivil del municipio de San Miguel Ixtahuacan, San Marcos, cuenta con 98 jóvenes que desde el 2017 soñaron con concretar una idea que ayudará a su comunidad. 

De los varios proyectos a los que estas 82 mujeres y 16 hombres han entregado sus ganas y esfuerzos está la actual crianza de 240 gallinas ponedoras.

De esta cooperativa se formaron dos grupos destinados a realizar esta labor, uno de ellos específicamente compuesto por 11 mujeres. Ambos distribuyen su producto al mercado local de San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa.

Una de ellas es Herminia Elizabeth Lorenzo Cinto quien a parte dedica sus días a la producción de árboles forestales también lo hace a las aves. 

Su deseo de generar ingresos y ayudar a su familia, su comunidad y a más mujeres jóvenes la movieron a ser parte de esta institución y de igual manera del trabajo con las gallinas.

“En el área rural casi no hay oportunidades para mujeres, pero las ánimo a que se motiven a luchar por lo que quieren; que generen sus oportunidades sin miedo al fracaso porque solo intentándolo conseguirán lo que desean”, comenta Herminia.

Agrega que muchas personas se dan por vencidas a la primera falla, pero lo considera un error ya que en ese camino  hay mucho aprendizaje que ayudará a mejorar las ideas o negocios que se tienen.

Al proyecto de las aves se suman otros, próximos a ejecutarse, como la construcción de galpones y el manejo de bebederos, comederos.

En 2017, esta joven con chispa junto con los otros participantes de la cooperativa fueron parte de un proceso de formación de ADERs (Agente de desarrollo económico rural) apoyado y ejecutado por el proyecto ICA-FAO, el cual aún sigue capacitándolos y brindando apoyo.

Sin duda estos jóvenes de la Rosa de Saron son agentes de cambio y referentes para sus familias, comunidad, mujeres y tod@ esos jóvenes que tiene ganas de iniciar con un emprendimiento.

Enviar comentario