El cuidado de tus siembras va mucho más allá de comprar el mejor fertilizante o la eliminación de plagas. Hay otros aspectos importantes a tomar en cuenta, desde la limpieza de quienes las cosechan, hasta el cuidado del medio ambiente.

Te preocupan tus cosechas, las acciones y formas de cuidarlas darán como resultado un mejor producto, el cual garantice a quienes compren tu producto que adquieren algo de calidad. El Cuaderno Buenas Prácticas Agrícolas, publicado por el IICA, te puede orientar en eso, por ello te compartimos un resumen de una entrevista a Alejandra Día, autora del escrito.

Rastreabilidad de tus productos

Es necesario llevar un control de las cosechas, para ello se recomienda usar un cuaderno, donde se apunte todas las acciones tomadas, por ejemplo, el día de la siembra, los fertilizantes usados, los plaguicidas, todo apuntado con fechas y cantidades utilizadas.

Esto servirá para dos aspectos, el primero para ayudarte a identificar problemas y como enfrentarlos, el segundo para tener una verificación que tu trabajo está bien hecho, si lo apuntas, puedes mostrarlo a quienes te compran que hiciste todo bien y a tiempo.

Elige bien la siembra

Debes de escoger bien lo que vas a sembrar, asegúrate que las semillas sean de calidad y certificadas, esto te dará la certeza que el producto se desarrollará bien, además serán resistentes y puede hacerte disminuir el uso de fertilizantes.

Terrenos adecuados

Para ello es necesario realizar análisis, tanto del suelo a utilizar, como los llamados químicos y físicos, es necesario que lo realice un laboratorio, con ello tendrás el conocimiento de ¿qué producto sembrar?

También te proporcionará información de la posible erosión, se aconseja sembrar árboles alrededor para evitarla.

Es importante también conocer qué se sembró con anterioridad, en caso que no seas el propietario, así como las posibles fuentes de contaminación que hay alrededor, como mineras, desembocaduras de aguas residuales, otras granjas que usen plaguicidas o las utilizadas en él.

Asimismo debes de proteger y limpiar los cauces de los ríos, pozos y equipo de bombeo, no arrojar envases donde haya veneno y evita las aguas residuales, al menos que sean tratadas con las especificaciones necesarias.

Para hacer bien las cosechas

Implementa instalaciones sanitarias adecuadas en el campo, es necesario que quienes recojan los frutos del trabajo, tengan limpias las manos, un lugar donde ir a hacer sus necesidades físicas, además que no tengan heridas expuestas porque esto puede causar una contaminación.

Si vas a utilizar algún tipo de veneno para la eliminación de plagas, debes de tener un sitio apartado para la preparación de estos y usar los productos recomendados para el caso.

Cuida el medio ambiente

El impacto ambiental es algo que afecta a toda la población, promover el cuidado del mismo, ayudará a mejorar tus cosechas, para ello debes de minimizarlo, ¿cómo hacerlo? si tienes lugares donde no vas a plantar, conviértelos en áreas de conservación.

También cuida la maquinaria de riego, dales el mantenimiento adecuado para evitar cualquier contaminación y trata de minimizar el uso de la energía, se recomienda elegir bien las máquinas que vas o la que ya usas.

Escucha aquí la entrevista completa, te servirá para aumentar tus conocimientos.

Con información de IICA.

Artículos Relacionados

Enviar comentario